Coaching del Mal – Cómo ser un supervillano – Intro

  • Home
  • Blog
  • Coaching del Mal – Cómo ser un supervillano – Intro
Heath-Ledger-in-his-role-as-The-Joker-in-The-Dark-Knight
22ene
0Comments

Te dejo la intro del libro que estoy escribiendo para Camafeo Books.

Un poco de Coaching del Mal para empezar a construir tu propio Dispositivo del Juicio Final.

Acéptalo. Los chicos buenos no ganan las batallas. La Liga de la Justicia patea culos una y otra vez solamente porque ocurre en la ficción de cuatricomía de los tebeos. E incluso dentro de su propia fantasía, tenemos tan claro que somos los villanos quienes nos llevamos el Tesoro y a la Joven en Apuros, que ellos mismos necesitan a Batman. El chico malo de los chicos buenos.

Acéptalo. Prefieres a Batman antes que a Superman por lo mismo que prefieres al Joker antes a que a Tintín. Es por escapar por márgenes y por romper las normas. Es por crear tus objetivos al margen de lo que dice la sociedad y es por el poder embriagador de saberte hecho a ti mismo. Nietzsche cuando hablaba del superhombre, erró en el término: hablaba del supervillano.

Larga vida al Rey Scar.

Y acepta también que ya no valen las excusas. Puedes escoger inventarte que todo está escrito al pie de la letra, asustarte y marcharte a casa llorando. Y no hacer nada mientras sigues repitiendo lo mismo una y otra vez con el mismo resultado. Puedes esperar (pero hazlo sentado) que un accidente de laboratorio te convierta en un ser poderoso. O que resultes ser el hijo perdido de un antiguo hechicero atlante. Puedes excusarte cuanto quieras e incluso puedes cerrar este libro ahora mismo muerto del miedo, porque habla de cambios, de decisiones y romper unos cuantos huevos. Y la mayoría están en la fortaleza más inexpugnable y difícil de alterar de todo el Multiverso: tu cabeza.

Pero sé que no lo harás. Si has llegado hasta aquí, es porque has entendido que necesitas poderes, planes, secuaces y construir tu propio Dispositivo del Juicio Final.

Decide que harás cuando tengas el Mundo Conocido temblando a tus pies, porque estás a punto de comenzar la cuenta atrás hacia ese momento.

Bienvenido al primer día de tu Imperio del Mal.

Larga vida al Rey.


Leave a reply:

* required

Twitter