5 hechos sobre la hipnosis

Hypnosis
27nov
2Comments

Preparando material promocional para el espectáculo de hipnosis, he puesto en orden parte de lo que os cuento en el escenario. Te comparto el texto:

¿Qué es la hipnosis?

La hipnosis se puede definir como un estado de trance o de consciencia alterada, caracterizado por una profunda relajación y sensación de bienestar, junto a una capacidad de sugestión y de imaginación muy ampliadas. También es posible alcanzar en estados de hipnosis capacidades inconscientes y es un excelente medio para alcanzar la mente inconsciente, por ello es tan empleada en terapia o aprendizaje para multitud de enfoques positivos, como dejar de fumar, perder peso, mejorar la memoria o el sueño o tratar fobias. Es una forma muy poderosa de acceder a las claves para crear nuevos hábitos y alcanzar todo nuestro potencial.

Es, en esencia, un estado de atención muy enfocada, totalmente análogo a cuando vemos una película, una obra de teatro emocionante o tenemos un orgasmo.

5 hechos sobre la hipnosis

1) Todo el mundo puede ser hipnotizado: al revés de la creencia popular, solo es necesario un estado de apertura mental y un deseo sincero de disfrutar una experiencia inolvidable. Excepto niños muy pequeños, gente con problemas psicológicos, de abuso de sustancias o lesiones cerebrales, todo el mundo puede vivirla.

2) Algunas personas son más sensibles a la hipnosis: cuando un hipnotista de espectáculo descarta a un voluntario, es simplemente porque esa persona necesitaría más tiempo del disponible para alcanzar un estado profundo de hipnosis. No te preocupes si no lo logras en tu primera experiencia, porque al menos descubrirás una potente herramienta para aprender a relajarte.

3) Nadie hace nada en contra de su voluntad: tu mente inconsciente te protege en todo momento. No realizarás nada que vaya contra tu ética ni nada que realmente no desees hacer, en ningún momento.

4) La hipnosis no consiste en imponer tu voluntad sobre otro: aunque este mito está muy extendido por el cine y la literatura, en realidad se trata de lo contrario. La gente de escasa inteligencia e imaginación carece la capacidad de visualización y enfoque de atención necesaria para alcanzar ese estado. En mi experiencia, los mejores sujetos para la hipnosis son gente inteligente, creativa y cooperaiva, que entiende que no se trata de una batalla entre el hipnotista y sus espectadores, sino una experiencia conjunta, porque…

5) … la hipnosis no existe: solo existe la autohipnosis. Esta noche serás tú quien demuestre que posees una capacidad creativa y una inteligencia única y excepcional. Yo seré solo el maestro de ceremonias en un espectáculo en el que tú serás la verdadera estrella.

This Post Has 2 Comments:

  • emma says:noviembre 27, 2014 at 20:22

    ¿Quizá habría que diferenciar entre sugestión e hipnosis?
    Pregunto desde el desconocimiento, que conste. Porque sugestionable es llorar en el teatro, las técnicas de relajación guiada…, pero inducir un estado de trance en otra persona me parece más difícil (sin usar psicotrópicos).
    Y yo te he visto realizarlo, pero creo que hay gente con la que no se puede conseguir.

    Reply
    • Max Verdié says:enero 05, 2015 at 18:53

      Hola, Emma:

      En realidad, sugestión e hipnosis sin prácticamente sinónimos. Cualquier estado de sugestión y atención enfocada se puede llamar hipnosis. El problema es que la palabra hipnosis ha estado frecuentemente asociada a estados de trance profundo o, desgraciadamente, a actividades esotéricas.

      Piensa que en realidad nadie te puede inducir un trance: en realidad lo haces tú solo. Un hipnotista solo te guía por el proceso.

      ¡Gracias por tus preguntas!

      Reply

Leave a Reply to emma: (Cancel reply)

* required

Twitter